Menores de edad disfrutan de una semana de ocio y cultura

40 niños con insuficiencia renal viven una semana cargada de ocio y cultura*

La Federación Nacional de la Asociación por la Lucha contra las Enfermedades del Riñón (ALCER) celebra el campamento CRECE

El campamento CRECE que la Federación Nacional de la Asociación por la Lucha contra las Enfermedades del Riñón (ALCER) viene desarrollando anualmente en distintas provincias de España ha hecho escala este 2019 en Almería con el objetivo de que sesenta personas -entre monitores y alumnos-, con edades comprendidas estos últimos entre los 7 y los 17 años, conozcan de primera mano las distintas opciones de ocio, cultura y tiempo libre que ofrece la provincia almeriense a lo largo de toda su disposición geográfica.

Asimismo, otra de los metas propuestas, según los responsables, es que los jóvenes tengan la oportunidad de olvidarse por unos días de todos los achaques que se derivan de la enfermedad que padecen, aunque, dadas las circunstancias de cada uno y teniendo en cuenta que algunos de ellos están obligados a verse sometidos a un tratamiento de diálisis, se han facilitado plazas provisionales en el hospital de Torrecárdenas para que este proceso pueda llevarse a cabo. Al mismo tiempo, entre los desplazados a nuestra ciudad se hallaba personal sanitario capaz de atender cualquier demanda que pudiera surgir.

Con el albergue Inturjoven de Aguadulce como cuartel general, entre los días 22 y 29 del pasado mes de junio los jóvenes recorrieron distintos puntos de la provincia, destacando como punto de partida una visita al museo arqueológico de la capital.

Ya de cara al lunes, día 24, el Ayuntamiento de Almería tuvo la deferencia de ceder la sede de la capitalidad gastronómica que tiene ubicada en el Paseo de la ciudad para desarrollar un taller nutricional en el que unas cocineras pertenecientes a la comitiva de ALCER elaboraron un almuerzo saludable y un enfermero especializado en nefrología impartió una charla para que los más jóvenes tuvieran un concepto más amplio de las posibilidades alimentarias que atesoran, destacando en este sentido la necesidad de consumir alimentos carentes de potasio o sal.

Al día siguiente, el Club de Mar acaparó gran parte de los actos de la jornada, con una actividad de kayak y paddle surf que los participantes del campamento agradecieron para poder sobrellevar la ola de calor que asoló a gran parte del país durante la pasada semana. Después, una visita guiada por los principales puntos de interés de la ciudad a lomos del tren turístico hizo las delicias tanto de los más pequeños como de los monitores que les acompañaban.

Autoridades de las administraciones públicas y responsables de ALCER formaron parte de un acto instituticionalAutoridades de las administraciones públicas y responsables de ALCER formaron parte de un acto instituticional

Autoridades de las administraciones públicas y responsables de ALCER formaron parte de un acto instituticional

Una vez alcanzado el ecuador de la estancia, se celebró un acto institucional en el albergue Inturjoven al que acudieron personalidades en representación de distintas administraciones públicas. Así, desde la Junta de Andalucía se personaron el delegado de Salud y Familias, su homóloga en el ámbito de Igualdad y Educación así como las coordinadoras del Instituto Andaluz de la Juventud y del Instituto Andaluz de la Mujer. Por su parte, desde el Ayuntamiento de Roquetas de Mar, la titular del área de Mujeres, Mayores y Participación no se quiso perder la cita y fue parte del evento.

El MiniHollywood fue el día siguiente el centro neurálgico del recorrido de los protagonistas del campamento, que fueron partícipes de las explicaciones de los guías acerca de los distintos animales y departamentos que oferta el oasis ubicado en el desierto de Tabernas. Al mismo tiempo acabaron fascinados con los espectáculos de las aves, felinos y de western para concluir con un baño en la piscina que sirviera para contrarrestar las altas temperaturas registradas en el lugar.

Por último, y antes de finalizar su periplo por la provincia, tuvo lugar una visita al invernadero Clisol, ubicado en el municipio de El Ejido, donde niños y monitores dieron buena cuenta de uno de los recursos más importantes de la provincia almeriense, como es el cultivo, poniendo en valor la sustitución de los químicos y el control que sobre las plagas se efectúa a fin de que el producto tenga la mayor calidad posible.

Así las cosas, ALCER cumple un año más con su labor y su objetivo de mejorar la calidad de vida de aquellos que padecen cualquier tipo de insuficiencia renal. En este caso, con una experiencia a través de la provincia de Almería que los jóvenes, a buen seguro, guardarán en un rincón especial de su memoria.

* Noticia del periódico Diario de Almería.

Autor

Leave a Reply